Marilina Bertoldi: Heroína del blues industrial busca su nuevo groove

Un premio Gardel y una nominación a los Grammy Latinos no van a hacer que Marilina Bertoldi repita una fórmula. En "Racat", el primer adelanto de Prender un fuego, el disco que va a sacar en octubre, la cantante se aleja tanto del blues industrial deSexo con modelos (2016) como del post-grunge de su ex banda Connor Questa, para ir hacia un funk bucólico que se apoya en el pulso económico de la batería y el bajo. "Me volví loca con INXS", dice ella. "Hacían un rock que coqueteaba con el pop, en una época en que el pop era más disco: suena nocturno, con un groove blanco, moderno y a la vez rústico."

En medio de la grabación del álbum, Marilina perdió todos los archivos por un desafortunado accidente informático, y decidió regrabar el disco entero en Unísono, el estudio que fue propiedad de Gustavo Cerati. Inspirada por el avance del feminismo y el movimiento Ni Una Menos, el proceso la encuentra produciendo integralmente todas las canciones por primera vez en su carrera. "Muchas artistas nos dimos cuenta de que crecimos pensando que necesitábamos la ayuda de alguien más para hacer nuestro trabajo", dice. "Pero hoy siento que es un deber para mí ser una mujer que se banque su lugar y haga las cosas con confianza. Quiero que el resultado sea enteramente mío. Y, si algo suena desprolijo, no me importa, porque yo soy así."


"Me volví loca con INXS", dice Bertoldi sobre las influencias para su próximo disco Prender un fuego.
Foto: Gonzalo Alipaz

Chequea también

cine-2762442w300

‘Bodied’: Un ‘8 Mile’ en clave de sátira

Producida por Eminem, la película que abre el Rock N' Doc Festival parodia la era moderna de las batallas de rap

Gustavo Cordera intenta volver después del derrape

‘Desechos humanos’, su nuevo álbum, sale a mediados de mes y es una respuesta a su último escándalo