La odisea de Rami Malek para interpretar a Freddie Mercury

Para Rami Malek, aprender a interpretar a Freddie Mercury en la biopic Bohemian Rhapsody (que se estrena en noviembre en Estados Unidos y en diciembre en Argentina) fue una odisea de dos años. Conocido por su actuación en la serie Mr. Robot, Malek era un fan más bien moderado de Queen cuando le ofrecieron retratar a uno de los frontmen más dinámicos de la historia del rock. Para llevarlo a cabo, soportó sesiones interminables de entrenamiento, y tuvo que aprender a hablar con unos dientes postizos gigantes. "Tuve que recrear muchas cosas sobre la marcha, arriba del escenario", dice Malek. "Hubo días en los que me dije: 'Basta, es una causa perdida'."

La película reconstruye la vida de Mercury desde sus primeros días hasta el concierto triunfal de Queen en 1985 en Live Aid, pasando por el drama de aceptar su sexualidad, y termina años antes de su muerte, causada por complicaciones relacionadas con el sida en 1991. "Se trata de una celebración de la vida y la música de Freddie", dice el productor Graham King. "No queríamos que se pusiera demasiado oscuro."

El mayor desafío se produjo el año pasado, cuando el director Bryan Singer fue despedido en medio del rodaje por no presentarse en el set, según los informes. El británico Dexter Fletcher se hizo cargo y terminó la película. "Me sentí un poco como si Freddie me estuviera poniendo palos en la rueda todo el tiempo", dice King. Malek, por su parte, se convirtió en un superfan de Queen durante la filmación. "Creo que Freddie fue el mejor intérprete de todos los tiempos", dice. "Este hombre no deja de sorprenderme."

Chequea también

cine-2762442w300

‘Bodied’: Un ‘8 Mile’ en clave de sátira

Producida por Eminem, la película que abre el Rock N' Doc Festival parodia la era moderna de las batallas de rap

Gustavo Cordera intenta volver después del derrape

‘Desechos humanos’, su nuevo álbum, sale a mediados de mes y es una respuesta a su último escándalo